INSTITUTO CULTURAL DE LEÓN

En vivo

Lo más buscado

Los objetos vivos. Escenarios de la materia indócil

De entre la multiplicidad de disciplinas que estudian los objetos, la autora de esta obra se centra más allá del valor de uso o de estatus asignado al objeto, y más próximo a la antropología y la historia de las artes en subrayar la vida afectiva que nos liga o disocia de ellos a partir del acto potencial de la representación artística. Próximo a un criterio animista, el objeto se rebela a su condición subsidiaria y se asume indócil a las definiciones absolutas, muestra su impredecible versatilidad y capacidad de asombrar. La autora señala estas virtude3s del objeto y otras, como la producida por la contigüidad de objetos disimiles, que ella encuentra la obra, anticipatoria a los hallazgos del grupo surrealista, del pintor Giorgio de Chirico en lo que denomina ¨objetos poéticos´´.En contraste, se ocupa de los objetos residuales, dramáticos, que arrojó el Holocausto en las ciudades devastadas y los campos de concentración, y que fueron el material con que el polifacético artista polaco Tadeusz Kantor trabajó plástica y escénicamente en Polonia.Como fruto de esos lineamientos se perfilan las actividades que en México y Sudamérica realizan artistas y compañías de teatro performativas que rescatan objetos documentales, que algunas veces son empleados con fines de denuncia y cohesión comunitaria. Así, el libro plantea tres líneas vitales de los objetos (u objetos vivos) y sus propias sublevaciones funcionales, en diferentes geografías y momentos de la historia.

Ver más...

Mini gel antibacterial

Ver más...

La Oveja Eléctrica y la memoria del universo.

Froylán le enseña a su hermana Silvina a soñar con ovejas eléctricas. La pequeña Silvina, que como buena niña no traza la burda línea que los adultos usan para separar los sueños de la realidad, emprende una búsqueda por su Ovejita Eléctrica. Y dónde más iba a encontrarla sino en el mercado de la Lagunilla. Pero ni en el más delirante de sus sueños Silvina habría de imaginar lo que contenía la Oveja Eléctrica: ¡toda la memoria del mundo! Ella y su amigo la Morsa tendrán que luchar por erradicar un virus que la infectó y que amenaza con destruir el conocimiento, la memoria, la luz de las estrellas y a nuestros héroes mismos. En el camino, la narrativa de José Gordon y el trabajo visual de Micro nos guían por un viaje fascinante en el que descubrirán lo más grande de lo grande: las estrellas, el misterio del pasado y el Big Bang, entenderán cómo funciona el lenguaje y las posibilidades de las computadoras, verán las chispas eléctricas del cerebro con las que apreciamos lo que nos rodea y se asomarán también a lo más pequeño de lo pequeño: los átomos y el Bosón de Higgs, (más conocida como La partícula de Dios). La Oveja Eléctrica y la memoria del universo es un emocionante libro que enciende las neuronas de la empatía ante el asombro que nos traen la ciencia y el conocimiento. “(José Gordon) atrapa mariposas al vuelo, estrellas fugaces, gotas cristalinas y movimientos cósmicos. Sus dominio son la literatura, la ciencia y la tecnología”. ILCE “Su estilo se basa en luces y sombras, pero con mayores detalles. Nuestro autor (Micro) es un gran observador de las imágenes de la vida real”. ComicZone

Ver más...

Tiempos Modernos. Arquitectura del siglo XX en León

Las calles de León son las venas de un sistema vivo; son vías de comunicación, pero también espacio de encuentro y escenario que soporta gran parte de la vida cotidiana. Además de ello, sobre todo en el centro Histórico y nuestros barrios tradicionales, son memoria caminable y un libro abierto que nos habla de cómo se ha ido conformado nuestra ciudad y, en última instancia, de lo que somos.Han pasado más de 440 años desde que comenzó a trazarse la Villa de León y casi 90 desde que ésta adquirió la categoría de ciudad, tiempo durante el que nuestra urbe se ha reconfigurado constantemente, en medio del choque de fuerzas en el que han tomado parte catástrofes naturales, expansiones ansiosas, demoliciones tajantes, edificaciones memorables y esfuerzos de preservación.Arrasada en más de una ocasión por inundaciones. León no conserva muchas construcciones virreinales; pero des finales del siglo XIX fue acumulando un valioso patrimonio edificado que da testimonio de la laboriosidad y espíritu indeclinable de no darnos por vencidos que ha caracterizado a nuestra gente.Reconocer y poner en valor este patrimonio es fundamental para construir nuestra identidad, para asumir una memoria colectiva y mantener viva la historia, no como una entidad añejada y desconectada del presente, sino capaz de integrarse con nuestro tiempo y de convivir con nuevas realidades, ritmos y vocaciones. También es importante para construir una visión de futuro y proyectarnos con orgullo hacia el mañana.Entre las tareas que este gobierno municipal ha planteado en el Programa de Gobierno 2018-2021m está la reconversión de zonas emblemáticas, con acciones como la realización de una ruta histórica y cultural, así como la instalación de una gerencia del Centro Histórico y un grupo que realice labores tanto de promoción como de gestión social de barrios tradicionales; todo como parte de nuestra apuesta por construir un León atractivo, competitivo y divertido. Saludo con entusiasmo este esfuerzo del Instituto Cultural de León por documentar y dar a conocer parte del patrimonio arquitectónico acumulado por nuestra ciudad en el transcurso del siglo XX y, sobre todo, por aquilatar las contribuciones de la modernidad y darle su valor, como testimonios históricos y estéticos, no sólo a los grandes edificios públicos, sino también a construcciones domésticas, de las que quizá antes no nos habíamos percatado.Sin duda ese será uno de los grandes aportes de este libro: darnos unos nuevos ojos para ver lo que nuestra ciudad guarda e inspirarnos a trabajar por un León cada vez mejor.Héctor López SantillanaPresidente Municipal de León APÉNDICEEste libro surgió a partir del estudio sobre arquitectura del S. XX elaborado por el equipo de Fomento Cultural y Patrimonio del Instituto Cultural de León, apoyado por alumnos de arquitectura que realizaron su servicio social en la Institución. Desde el 2016 se han analizado y catalogado más de 250 inmuebles en las colonias Centro, Bellavista, Arbide y Andrade. La labor de registro continúa hasta la fecha. Durante este proceso caminamos por las calles de León, observamos detenidamente sus fachadas y escuchamos las historias de quienes las habitan; con el fin de conocer la riqueza del patrimonio edificado y buscando con esto, entender la manera más completa lo que ha llevado a León a construirse como la ciudad que conocemos.Cada habitación a la que entramos tiene una mente detrás que la planeó. Hay ideas que se convierten en espacios a partir de imágenes en una revista, de elementos que alguien vio en un viaje, en la casa de un amigo o de las corrientes de moda del momento; otras vienen desde la imaginación de algún arquitecto con una formación específica, un conocimiento técnico y una habilidad para traducir las necesidades de quien lo contrató: y en algunos casos, especialmente a principios de siglo, se construyen a través de autores anónimos, de quienes no podemos rastrear una trayectoria. Cada detalles no habla de una época. Desde el ancho de una banqueta hasta el color de un azulejo, la peculiaridad de una escalera o la modulación de un ventanal: delatan cómo vivimos y cómo pensamos. Es importante recalcar y no olvidar, que la casa es de quien la habita y es apropiación la arquitectura. Somos nosotros quienes le damos vida, la cuidamos, le damos mantenimiento e incluso llegamos a reflejar en ella parte de nuestra personalidad.Nos encontramos en casas abiertas, rodeadas de jardín y muros bajos que nos remiten a un León con un ritmo de vida tranquilo mayor seguridad en las calles, viviendas con mayor vinculación hacia el exterior y donde se procuraba hacer comunidad entre vecinos. Imperaba el valor de la paciencia, que se veía reflejado en el cuidado minucioso de los detalles; resultado del tiempo invertido en la supervisión de los procesos constructivos.No pretendemos volver a vivir en el León de 1950 ni car en la nostalgia de tiempos pasados, sino comprender el valor, los aciertos y la huella que representan las edificaciones del S. XX en la ciudad contemporánea a nivel urbano y social. Es pertinente cuestionarnos con qué valores nos seguimos identificando e incluso cuales ya no nos significan; la falta de apropiación ha ocasionado que se vuelva más sencillo derrumbar una casa que revivirla. A medida que entendemos el valor de cada construcción y reconozcamos su potencial, podremos realizar mejores intervenciones, proyectadas con respeto, en las que logremos dar una segunda vida a lo que pareciera viejo o que ya no sirve. Reconocemos y agradeceremos la generosa colaboración de todos los involucrados en este proyecto; quienes llevaron a cabo las gestiones para poder concretarlo, los que realizaron trabajo de campo para recuperar la información, aquellos que nos compartieron su tiempo para revisar y validar, y de manera especial a los que confiaron en nosotros, nos abrieron sus puertas y nos contaron sus historias. Es solo en colaboración que se puede propiciar una verdadera reflexión. Esperamos que a partir de este libro logremos mirar la ciudad con otros ojos; unos ojos que nos permitan asombrarnos y admirar la historia detrás de las obras arquitectónicas que configuran nuestra ciudad. Paulina Amador OliverosCatalogación de fincas del S. XX

Ver más...

Una cierta alegría en no saber a dónde vamos

Libro elaborado para celebrar el 20 Aniversario de la Feria Nacional de Libro León, 2009.Edición de JORGE OLMOS FUENTES Una cierta alegría en no saber a dónde vamos contiene un conjunto de relatos que coloca al lector en el centro de la mira. Es un espacio de encuentro donde autores nativos y residentes de Guanajuato, de los últimos veinticinco años, comparten desde cada trayectoria persona el gozo de convertir un acontecimiento en lenguaje. Por regla general, los devotos a este género literario) lectores y escritores) saben que todo cuento dice más de lo que su texto explicita, a tal punto que permite ver el océano en un pez (Antonio Skármeta) o vivir un sueño breve (Edmundo Valadés) entre muchas otras posibilidades. En consecuencia, este libro se nutre del intento de demarcar los linderos y las peripecias del cuento, en amalgama con el inmemorial entusiasmo de desplegar en el tiempo historias insólitas. Al paso de estas páginas, el lector encontrará sin duda una “cierta alegría”, la que proporciona el cuento bien narrado, aunada a la incertidumbre, gozosa también, de no saber dónde ni cómo acabará todo.

Ver más...

Luz de Tonalli, el camino de las almas

Luz de tonalli, no es sólo un libro ilustrado, es un recuento de antiguas leyendas. Es un viaje por los parajes que están más allá de la vida, es una visión de los dioses y lugares que yacen más allá del mundo; de nuestro amado tlaltipac. Donde antiguos poderes esperan, donde antiguos seres de la tierra aguardan a quienes emprenden el viaje definitivo.Es conocer la luz al final del camino y al comienzo del viaje, entre los humos y la oscuridad de la noche eterna.

Ver más...

Aliados Fenal