INSTITUTO CULTURAL DE LEÓN
INSTITUTO CULTURAL DE LEÓN

Hecha en México: 20 años de moda mexicana

Compartir:

Texto de Margarita Vázquez

 

Para las y los amantes de la moda: la Fenal 31 te invita a descubrir más sobre la moda en nuestro país a través de Hecha en México, libro que será presentado en nuestra edición especial por sus autores Paola Palazón y Daniel Herranz.

 

Paola Palazón es periodista de moda y Daniel Herranz es periodista, creativo, estilista y productor, ambos son creadores del Colectivo de Diseño Mexicano, una plataforma que busca impulsar el trabajo de diseñadores emergentes y consagrados.

 

Desde el colectivo surgió la idea de hacer un libro sobre moda mexicana y así nació Hecha en mexico: XX años de moda mexicana y la creación de una industria colectiva, por editorial Planeta, donde a través de ocho capítulos que van de 1999 a 2019, nos ayuda a conocer  la evolución de esta industria y a replantearnos sobre qué trata la moda. Como apunta Paola Palazón, “la moda ha sido vista como algo muy banal”, sin embargo “la moda es un fenómeno social” del que todas y todos formamos parte.

 

¡No te pierdas la oportunidad de conocer más sobre la historia de la moda mexicana! La cita es el viernes 02 de octubre a las 14:00 horas en la plataforma de fenal.mx

 

#NosLeemosDesdeCasa #SíHayFenal

Noticias relacionadas

Demasiado odio

Por: Victoria Salado“México no es para ti, México ya no es para nadie. Por favor piénsalo bien, por favor ¡no se te ocurra venir!”, así comienza Demasiado Odio, una alegoría que refleja en sus páginas las inconsistencias del crimen y la violencia a través de un largo viaje no programado. Treinta años después, Sara Sefchovich retoma la historia de Beatriz, aquella mujer que cautivó a las y los lectores en Demasiado Amor (1990). Ahora, la protagonista se enfrenta a una serie de experiencias que determinan su vida en su etapa de edad madura, donde impera un entorno de desgracia. Demasiado Odio es el reflejo de una sociedad que adolece por la violencia, misma que acompaña a Beatriz, la protagonista, durante toda la trama, comenzando por el hecho de que es violentada por un hombre que, por diversas circunstancias, inicia siendo su amante y al que termina tomándolo como hijo. Todo inicia con un diario íntimo que Beatriz dirige a su sobrina. En él, le narra su travesía por el centro, sur y norte de México (en ese orden); así como que, tras un suceso, su vida tomará una nueva dirección que la forzará a autoexiliarse en el extranjero y comenzar un nuevo y largo viaje que la llevará por varios continentes. A lo largo del texto, Sefchovich resume los conflictos sociales que no solo imperan en México, sino que se transmutan al resto del mundo, pasando del narcotrafico al terrorismo. Donde impera el silencio ante una clara denuncia de la violencia en la que solo queda demasiado odio ante la vida misma. La historia, contada desde la primera persona, presenta un esfuerzo solidario para NO olvidar y evitar la negación ante la acción colectiva destinada a borrar la memoria del pasado y el ocultamiento de conflictos sociales. Al buscar sensibilizar al lector a través de su historia, insertando guiños a la ironía y el humor negro, que lo mantiene interesado hasta el final de la historia. Sara Sefchovich es una escritora mexicana nacida en 1949, autora multifacética con textos que van de lo periodístico a lo literario pasando por lo político. Académica, socióloga e historiadora, merecedora de diversos premios y reconocimientos como el Agustín Yáñez (1990) por su novela Demasiado Amor. Autora que goza de la recopilación de conocimiento e información de su entorno, acto que se puede apreciar en sus textos, mostrado desde la maestría configurada por su ética ideológica y la estética de su escritura. Entre sus obras se puede destacar: Demasiado Amor (1990), Vivir la vida (2000) y Demasiado Odio (2020). No olvides disfrutar de la presentación del libro Demasiado Odio en la programación de Fenal 32 y revisar más detalles del día y horarios en la redes oficiales de @FenalOficial. Ficha Técnica Demasiado Odio Editorial OCÉANO Primera Edición 2020 Páginas: 261 Costo: $275.00

Escribir sin fronteras

Por: Edgar Aguirre “Lo más interesante de mi trabajo es ver cómo me leen personas con quienes no tengo nada que ver, cómo interpretan mis libros personas con las que no tengo ninguna relación. Eso me parece en realidad lo más estimulante”, Daniel Saldaña París. Amuy temprana edad, Daniel Saldaña París se interesó por la poesía; como lector y a través de una actividad escolar, recuerda haberse acercado a García Lorca y descubrir con éste la experiencia sonora y fonética del poema, despertando en él la inquietud que, en esa misma etapa, lo llevaría a dar sus primeros pasos en el mundo de la escritura. “Me interesó la poesía más por el lado de la música, me gustaba la música y la cualidad musical del lenguaje y de la poesía, la posibilidad de hacer juegos con las palabras, que sonaran interesantes y que sonaran bonito más allá de lo que significarán; y un poco fue esa mi entrada al mundo de la poesía”. Definitivamente, como él lo comenta, la música no se le dio; pero encontró en la escritura un camino que, desde el primer momento, sintió que podía recorrer con mayor facilidad. Mientras estudiaba la carrera de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, se interesó por continuar inmerso en el mundo de la literatura a través de la lectura y la escritura. Tomó un par de talleres en centros culturales madrileños, aunque su formación ha sido principalmente autodidacta; un camino de aprendizajes que se dieron muy de la mano con su labor como editor en diversas revistas en España y México. Todavía estaba en España cuando comenzó a escribir el que sería su primer libro de poesía, Esa pura materia, publicado en 2008 por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y acreedor al Premio Nacional de Poetas Jóvenes Jaime Reyes. “Ese libro fue un libro de juventud, un primer acercamiento a la experiencia de publicar. No es un libro que se haya reeditado y no es un libro que me interesa reeditar. En realidad a partir de mi segundo libro que fue La máquina autobiográfica es cuando siento que algunos de los intereses o de las preocupaciones temáticas y formales que había en ese libro son las que todavía puedo rastrear en mi obra presente”. Saldaña París ha hecho un recorrido por diversos géneros, iniciando por supuesto con la poesía, pasando por la novela y ahora, con su más reciente escrito, se involucra también en el ensayo y la crónica. Aviones sobrevolando un monstruo “es una especie de libro híbrido que se mueve en esos terrenos entre distintos géneros”; este libro, escrito en primera persona, lleva un fuerte contenido de referencias autobiográficas además de crónicas de ciudades, recorridos por lugares significativos para su autor. “Hablo de Cuernavaca, de la Ciudad de México, de Madrid, de Montreal donde viví unos años, de La Habana que también tiene un peso y un significado específico dentro de mi vida; y bueno, hay también muchas referencias a mis lecturas, jugando con la idea de que mi experiencia del mundo es también mi experiencia de los libros y que lo que yo puedo decir sobre mi vida estaría incompleto si no hablara de los libros que he leído. Hay por lo menos dos o tres crónicas dedicadas a la Ciudad de México de diferentes aspectos. Siempre he tenido una relación como de vaivén porque nací ahí pero me he ido muchas veces y he regresado a vivir muchas veces; entonces creo que algo de esa mirada como entre nostálgica pero también extranjera a veces termina reflejándose en mis textos como la sensación de llegar a un lugar que siempre es inagotable y que siempre hay aspectos desconocidos de la ciudad que me siguen sorprendiendo”. Su proceso creativo se encuentra muy ligado a un trabajo mental que brinda estructura a las ideas iniciales: “antes incluso de escribir un libro pienso cómo quiero que suene, hacia qué tipo de estructura me interesa trabajar en ese libro, qué tono, qué registro, qué tipo de prosa, qué tantas comas voy a usar, qué tantos puntos…”; sin embargo, asegura, siempre existe un elemento de improvisación, una parte de descubrimiento que lo vuelve un trabajo artístico e impredecible. Actualmente ha centrado la creación de sus textos en propuestas que buscan trascender los diversos géneros, implementando y mezclando sus distintas herramientas, al igual que lo hacen, o hacían, muchas de sus referencias literarias. “Me gusta mucho Ricardo Piglia, que es un escritor argentino que aunque sean novelas tienen fragmentos enteros de crítica literaria; o la obra aquí en México de Verónica Gerber que también juega un poco no sólo entre los géneros literarios sino entre diferentes expresiones artísticas incorporando cuestiones de dibujo y cosas así; o la obra de Luis Felipe Fabre que a veces es teatro, o poesía o novela y se mueve también como en esos terrenos liminales. Yo creo que también a mí lo que me gusta en realidad es escribir cuadernos, no libros”. Además de la escritura, Saldaña se desenvuelve en muchos otros campos alrededor de la literatura; sigue desarrollándose como editor, así como traductor y tallerista, lo que le permite también formar parte de un aprendizaje continuo. “Como son oficios afines las enseñanzas de uno me sirven para el otro, es decir, al editar me acostumbro a trabajar de cierta manera los textos, me sirve después para trabajar mis propios textos con ese nivel de rigor o con esa mirada, buscando ese tipo de objetividad en el trabajo con mis propios textos; entonces creo que por ese lado ha sido provechoso poder entender diversas formas o diversos ángulos de acercarse al texto literario y lo mismo para la traducción”. Este mes de julio, Daniel Saldaña París formará parte de la edición 32 de la Fenal, trayendo consigo sus letras a través de su más reciente publicación Aviones sobrevolando un monstruo (Anagrama, 2021). “Espero que los lectores de León se acerquen a la Feria del Libro (respetando todas las medidas sanitarias) y que podamos convivir y retomar también; me parece importante el contacto presencial entre lectores, autores, promotores de lectura, porque la literatura además de ser una actividad solitaria que hace cada quien en su casa con un libro también puede ser una actividad colectiva de discusión, de reflexión entre todos, y nos hace falta esa parte desde hace más de un año, y espero que lo podamos retomar”.

Las Casas Vacías de Brenda Navarro

Por: Margarita Vázquez La Fenal 31, dentro de su muy diverso programa, cuenta con presentaciones editoriales como la de Casas Vacías, primera novela de la escritora Brenda Navarro. Publicada inicialmente de forma digital y gratuita por la editorial Kaja Negra en 2018, fue tanto su éxito que en 2019 fue reeditada en formato físico y digital por la editorial Sexto Piso. Brenda Navarro nació en la Ciudad de México en 1982 y vive desde hace algunos años en España, es socióloga, economista feminista y fundadora del #EnjambreLiterario, un proyecto editorial enfocado en publicar obras escritas por mujeres.En entrevistas Navarro menciona que empezó a escribir la novela en 2013 en un México marcado por las desapariciones. Para ese entonces ya se hablaba y escribía de la guerra contra el narcotráfico, pero como menciona una de las voces narrativas de la novela: “Se hablaba de sangre, de asesinatos, de cifras, pero nadie hablaba de nosotras. Nuestros hijos desaparecían al doble, una vez físicamente, otra, con la indolencia de los demás”. Justo eso es lo que narra Brenda Navarro: un relato íntimo de las madres. Casas Vacías está escrita desde dos voces narrativas que funcionan como monólogos desde un flujo de conciencia. Las voces son de dos mujeres atravesadas por el mandato de la maternidad, una desde la imposición de esta y otra desde su constante búsqueda. No sabemos los nombres de las protagonistas, pero una es la madre de Daniel, un niño autista de tres años al cual pierde en un parque, y la otra es la mujer que tenía tantas ganas de tener un hijo que se roba a ese mismo Daniel, quien para ella es Leonel. En 164 páginas Navarro logra entrelazar, a partir de la vida de estas mujeres, un país de desaparecidos e injusticia estructural, la violencia machista y el feminicidio que cruza fronteras, las reales e incómodas dificultades que implica la maternidad, y la constante soledad de dos mujeres que llevan el dolor de la ausencia a cuestas. Finalmente, las casas vacías que propone y de las que escribe Brenda Navarro son las mujeres.No te pierdas esta presentación editorial junto a la autora el día  jueves 01 de octubre a las 12 horas en la plataforma de fenal.mx  y recuerda que podrás adquirir Casas Vacías en la tienda virtual de la Fenal. #SíHayFenal#NosLeemosDesdeCasa